Mentoring My Mentor 10 -

(A) Acción

Te presento el programa de mentoring profesional que he desarrollado a lo largo de los últimos 10 años como parte del método CREA

Lo primero que me gustaría subrayar es que, un mentor es la persona que actúa como referente, modelo a seguir y fuente de inspiración.

El mentor, a través de su conocimiento y experiencia, te ayuda a navegar las difíciles disyuntivas y complejos dilemas que te van surgiendo a diario. Es alguien que te anima, te apoya y te escucha activamente, te hace reflexionar y da respuesta a tus problemas en base a su experiencia y conocimiento.

El mentoring tiene un objetivo prioritario, que no es otro que facilitar el desarrollo personal y profesional de otra persona, a la que denominamos «Mentee» 

¿Cómo funciona el programa de mentoring?

Podemos resumir en cuatro pasos principales el programa.

Conocimiento: Las primeras sesiones se enfocan en lo fundamental, el conocimiento mutuo, con el fin de que el programa de mentoring nazca fuerte y produzca los resultados esperados.

Análisis de perfil y fortalezas: durante las siguientes etapas del proceso y con el fin de solidificar el punto 1, el mentor debe escuchar atentamente al mentee. Resulta crítico para el éxito del proceso que el mentor conozca perfectamente al mentee antes de aconsejarle y para ello realizamos diferentes dinámicas orientadas a analizar y definir tu perfil profesional, fortalezas, etc…

Diseño del plan: es fundamental establecer metas comunes entre mentor y mentee. En la tercera fase del proceso ambos diseñarán un plan de acción que permita al mentee acelerar sus resultados y alcanzar los objetivos marcados.

Acompañamiento: El mentor acompaña además la ejecución del plan para facilitar el aprendizaje y desarrollo del mentee a través de su ejemplo. Esta última fase no tienen una duración determinada y dependerá de cada mentee y cómo se haya desarrollado la relación entre ambos a lo largo del programa.

¿Cómo se estructura una sesión de mentoring?

Cada sesión de mentoring individual, de 60 minutos de duración, se estructura en 3 partes:

10-15 minutos de puesta al día y recapitulación de progreso y tareas pendientes.

30-40 minutos de conversación donde el mentee plantea dudas y preguntas acerca de los asuntos que le ocupan y preocupan y el mentor proporciona respuestas, provoca reflexiones o plantea acciones a implantar.

10-15 minutos de recapitulación de la sesión y listado de acciones a ejecutar.

¿Cuántas sesiones necesitaré?

El número de sesiones puede variar según el perfil profesional y necesidad de cada mentee, no obstante, lo más habitual es que en un plazo de entre 8 y 12 sesiones hayamos podido completar el proceso de autoconocimiento y diseño del plan de carrera, que tan pronto comiences a implantar, va a comenzar a proporcionarte resultados.

Es muy habitual, no obstante, que el mentee solicite el acompañamiento del mentor a lo largo del plan, con entre 1 y 2 sesiones de consulta mensuales, hasta la consecución de los objetivos marcados.

¿Cómo sé que eres un buen mentor?

Existen al menos 5 criterios que debes validar antes de contratar a un mentor profesional:

¿Existe conexión entre ambos? es fundamental conocernos bien y que la relación arranque con buen pie y se sustente en valores, principios, creencias e intereses comunes. Si no es así, olvídalo. No funcionará.

¿Ha navegado o solo tiene la fotocopia del mapa a la isla del tesoro? Si no cuenta con una dilatada experiencia y conocimiento en las materias en las que deseas aprender y crecer, olvídalo. Un mentor tiene que aconsejar y sin experiencia, imposible hacerlo. Tiene que haber surcado antes los océanos que te invita a navegar y haber desenterrado el tesoro.

¿Qué logros tiene en su haber? Más allá de la experiencia y conocimiento, resulta clave que tu mentor haya tenido éxito en los campos en los que tienes interés. El respeto por tu mentor es crítico a la hora de seguir su consejo y sin éxitos que le avalen, te resultará muy difícil respetarle y confiar tus decisiones en ese mentor.

¿Referencias? ¿A quién ha ayudado a crecer? ¿Qué opinan otros profesionales de él o ella? La relación entre mentor y mentee es muy confidencial y en muchas ocasiones no trasciende, ya que el mentee puede no desear que se conozca, pero, un buen mentor siempre tiene excelentes referencias de los profesionales con los que ha trabajado.

Entusiasmo y pasión por ayudarte: Este punto no es tan fácil de validar, pero tu estómago te enviará señales. Si no ves a tu futuro mentor emocionado por tener la oportunidad de ayudarte a crecer y apasionado por su labor, olvídalo. Nadie puede ayudar a otros a crecer si no siente verdadera pasión por su labor.

Si no cumple con esos 5 criterios, deberías sospechar o recabar más información.

¿Nos tomamos un café y me cuentas?

FacebookLinkedInInstagram
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad