Las FANG, Los Simpson y el Silicon Valley español

Las FANG, Los Simpson y el Silicon Valley español

Si preguntamos a 100 personas ¿Qué invento o descubrimiento ha cambiado más nuestra sociedad en los últimos 30 años? La mayoría de las respuestas apuntarán a inventos como el teléfono móvil, internet o las redes sociales.

Sin embargo, casi nadie repara en que, esos inventos, por sí mismos, no hubiesen tenido el impacto transformador que han tenido en nuestra conducta, si no hubiesen ido acompañados de una serie de descubrimientos y avances mucho más importantes, como, por ejemplo, los avances en el campo de las Ciencias del Comportamiento o Behavioral Sciences.

Del acercamiento social a la cultura zombie

Si no me crees, te voy a ayudar a hacerte una idea del impacto que han tenido en nuestra sociedad los avances en el campo de las “Ciencias del Comportamiento». Para ello haré un breve repaso a los últimos 200 años de nuestra historia.

Entre finales del siglo XVIII y mediados del siglo XIX, inventos como la máquina de vapor, el teléfono o la bombilla, cambiaron nuestra manera de viajar y comunicarnos, generando un enorme impacto en nuestra manera de relacionarnos, pero, ninguno de esos inventos nos convirtió en zombies.

La tecnología que desarrollamos entre el siglo XVIII y el siglo XX tenía como objetivo acercarnos y eliminar barreras entre los seres humanos, mientras la tecnología que hemos desarrollado en las últimas 3 décadas parece tener como objetivo separarnos.

Hoy la tecnología nos distancia, convirtiéndonos en auténticos esclavos, no de nuestros teléfonos y ordenadores, sino de la voluntad de otros. Y es aquí, en la coletilla en negrita de esta última frase, donde radica la principal diferencia entre, cómo transformaron nuestra sociedad los inventos previos y cómo lo han hecho los descubrimientos en el campo de la conducta.

El gran error de la economía neoclásica, que nos mantuvo libres de la tecnología durante 2 siglos.

A mediados de los años 60 la psicología cognitiva comenzó a describir el cerebro como un dispositivo de procesamiento de la información. Un grupo de psicólogos especializados en este campo, como Ward EdwardsAmos Tversky, y Daniel Kahneman, comenzaron a comparar sus modelos cognitivos de toma de decisiones bajo riesgo e incertidumbre, con los modelos económicos de conducta racional o economía neoclásica, que se habían dado por válidos hasta entonces.

Con respecto al comportamiento de las personas y empresas, la escuela neoclásica se basaba en tres supuestos básicos:

1. Ambos, el productor y el consumidor son racionales.

2. Las personas buscan maximizar su utilidad o satisfacción cuando consumen bienes o servicios. Las empresas buscan maximizar sus utilidades cuando venden bienes o servicios.

3. Personas y empresas actúan de manera independiente basándose en información completa y relevante.

Pues bien, la economía conductual nos demuestra que estos 3 principios ¡SON MENTIRA!

1. Ni productor, ni consumidor, somos racionales.

2. Ni las personas buscamos continuamente maximizar la utilidad y el margen.

3. Ni las personas y empresas actuamos de manera independiente y basándonos en información completa.

Más bien, es todo lo contrario.

A finales de los 90, tras casi 40 años de estudio, Edwards, Tversky y Kahneman, concluyeron que todas las teorías económicas que habíamos creído entre 1880 y 1990 eran mentira. El humano no es racional, es totalmente emocional.

Fue entonces cuando se dieron cuenta de que, hackear el cerebro humano es mucho más fácil de lo que la mayoría pensaba.

Si fuésemos racionales, no podrían hackearnos el cerebro tan fácilmente las grandes empresas, los medios de comunicación o los políticos, que es lo que hacen gracias a la aplicación de estos importantes descubrimientos en el campo de las ciencias del comportamiento.

Las FANG, Los Simpson y el Silicon Valley español

El día que las Ciencias del Comportamiento cambiaron el mundo para siempre

Lo que cambió nuestra sociedad, convirtiéndonos en zombies, no han sido inventos como el teléfono móvil o internet. Lo que cambió el mundo fueron los descubrimientos en el campo de la toma de decisiones. Fue descubrir que el 95% de nuestras decisiones son totalmente emocionales.

Si todavía no me crees, te lo voy a demostrar con un sencillo ejemplo:

«Sin los descubrimientos realizados en el campo de la psicología cognitiva por Tversky y Kahneman, hoy, las llamadas empresas FANG* no liderarían el ranking de empresas más grandes del mundo, superando los 2.500 millones de euros en ingresos combinados.”

Las FANG, Los Simpson y el Silicon Valley español

¿Qué son las empresas FANG?

FANG es un acrónimo que se utiliza en EE.UU. para definir a un grupo de 4 empresas de alta capitalización bursátil del sector tecnológico del NASDAQ, que incluyen a Facebook, Amazon, Netflix y Google.

Lo que la mayoría de los ciudadanos del mundo no sabe es que, estos 4 gigantes tecnológicos no lo serían si no fuese porque fueron los primeros en entender como el manejo y aplicación de las llamadas «Behavioural Sciences» (Ciencias del Comportamiento) se podía convertir en su mejor arma secreta y su mayor ventaja competitiva con respecto a cualquier otra empresa.

El insultante liderazgo de las FANG

Quizás nunca lo hayas visto de la forma que te lo voy a mostrar, pero, la razón por la que Google ostenta un liderazgo tan insultante en el negocio de los motores de búsqueda no tiene nada que ver con que fuesen pioneros – de hecho, cuando Google se fundó ya existían más de 10 motores de búsqueda – sino haber sido pioneros en la comprensión y aplicación de las ciencias del comportamiento y la toma de decisiones a sus algoritmos.

«La diferencia entre Google y el resto de los motores de búsqueda es que Google es un motor de decisión, no de búsqueda.» – Richard Chataway

Lo mismo ocurre con Facebook, Amazon y Netflix. No fueron los primeros en desarrollar la tecnología que usan, en ninguno de los casos, pero sí lo fueron a la hora de aprender y aplicar el conocimiento acerca de cómo funcionan nuestras cabecitas a la hora de tomar decisiones, trasladando ese conocimiento a sus algoritmos.

Sabías que el 80% de las series y películas que seleccionas en Netflix, las eliges porque el algoritmo elige por ti la serie que tiene una coincidencia más alta con tus gustos.

Y es que, no es la tecnología, sino los algoritmos de estas 4 empresas, los que las ha llevado a dominar el mundo, literalmente, pudiendo influenciar, desde el resultado de unas elecciones, a qué película ves el sábado por la tarde o qué 10 productos inútiles van a ser los más consumidos este año.

La diferencia está en el «pequeño empujoncito»

Cómo explican de manera extraordinariamente amena – considerando lo denso de la materia – Richard Thaler y Cass Sunstain en «Nudge» (Un pequeño empujoncito)

“A los seres humanos NO nos gusta tomar decisiones. De hecho, es una de las cosas que más pereza nos da y más evitamos.”

«Nudge» es, según los expertos, el libro que lo cambió todo. El propio Daniel Kahneman lo cita en reiteradas ocasiones, como responsable de gran parte de la inspiración a la hora de escribir su best seller mundial «Pensar rápido, pensar despacio»

Si no lo has leído, te recomiendo encarecidamente su lectura, especialmente si te interesa comprender cómo funciona la mente humana a la hora de tomar decisiones.

Para los que no os gusta leer, os haré un muy breve resumen del genial libro «Nudge» en 3 puntos:

1. Los seres humanos, a pesar de lo que nos han hecho creer los economistas, no tenemos nada de racional. Somos un 95% Homer Simpson y un 5% Mr Spock, por eso cometemos tantos errores. Por eso resulta tan fácil influenciarnos.

2. No nos gusta tomar decisiones racionales, por eso, nos resulta mucho más fácil decidir cuándo nos dan un «empujoncito».

3. Aquellos gobiernos y empresas que entienden el principio del «empujoncito» pueden modificar cualquier situación a su favor, incluyendo la toma de decisiones y comportamiento de sus ciudadanos, votantes, clientes, colaboradores y empleados.

Para que te hagas una idea de la importancia de este libro, en 2006, tras su lectura, Obama creó el llamado «BIT» (Behavioural Insights Team o Equipo de Observación del Comportamiento) y puso a Richard Thaler a la cabeza.

La ventaja de investigar, descubrir, aprender y aplicar lo descubierto antes que nadie

Si existe una combinación de habilidades y capacidades que te sitúa, ya seas país, organización o individuo, por encima de tu competencia, sin duda se puede resumir en el concepto IDEA.

IDEA es un acrónimo que define 4 capacidades clave para cualquier profesional u organización en la coyuntura actual:

  • 1.Inviertir
  • 2.Descubrir
  • 3.Educar
  • 4.Aplicar

Seguro que otros lo definen de otra manera, pero, en el concepto IDEA radica la principal ventaja competitiva de la que disfrutan, por ejemplo, las FANG o el gobierno de los EE.UU.

La Quimera del Silicon Valley Español

Cada cierto tiempo leo noticias que titulan «El nuevo Silicon Valley está en Málaga»… y, no quiero sonar agorero, pero me doy cuenta de que aún no hemos comprendido que, lo que convirtió a Silicon Valley en lo que ha sido y todavía es hoy, no son las empresas tecnológicas, ni siquiera la atracción de talento informático, sino el conocimiento de la mente humana y cómo tomamos decisiones. Ese ha sido el verdadero elemento diferenciador.

La tecnología es fácilmente replicable. Es la comprensión acerca de cómo usarla en tu interés lo que proporciona una ventaja competitiva única.

Conclusiones

“Cuanto antes comprendamos cómo ha cambiado el mundo y cuáles han sido las verdaderas causas de esa transformación, antes podremos aspirar a desarrollar empresas líderes a nivel global, a jugar un papel importante en la sociedad actual y futura.»

La razón por la que en los últimos 30 años la distancia entre EE.UU. y el resto se ha multiplicado, NO tiene que ver con la digitalización. Por eso, cuando veo a los gobiernos europeos destinando miles de millones de euros a digitalizar, como si esa fuese la solución a todos los problemas, no puedo más que sentir pena, por su poco entendimiento de cómo han cambiado las reglas del juego.

Lo que ha llevado a EE.UU. y las FANG a liderar el mundo, es que invierten, reconocen y promueven, desde hace décadas, el valor de investigadores como Daniel Kahneman, Amos Tversky, Richard Thaler, Cass Sunstain, de profesores como Dan Ariely, Adam Grant,Roy Baumister, Brene Brown, Julia Galef o Malcolm Madwell. o de divulgadores como Simon Sinek, Tim Urban o Tom Bilyeu, por citar solo algunos nombres de una interminable lista de talentos.

Mientras, en otros países, los investigadores, profesores y divulgadores, no cuentan con el más mínimo apoyo o reconocimiento del gobierno.

Mientras el 99% de las empresas siga preguntándose por qué no son capaces de satisfacer a sus clientes y empleados, sin darse cuenta de que sus estrategias se basan en obsoletas teorías y percepciones, seguirán compitiendo de la misma forma que llevan haciéndolo toda la vida… levantando la mano por bajar el último euro.

las-fang-los-simpson-y-el-silicon-valley-espanol

Si quieres mejorar tus resultados y diferenciarte de tu competencia, comienza por entender cómo piensan y deciden tus clientes y empleados. Si no dispones de mucho presupuesto para formarte en este campo, te sugiero que comiences por volver a ver «Los Simpson».

¡Hora de reflexionar!

Si después de ver los Simpson, quieres descubrir las ventajas que tiene para ti y tu empresa el poder aprender y aplicar todo este conocimiento, lo tienes muy fácil, escríbeme a jordi@entrespuntos.com y te cuento cómo nuestros programas de formación en ciencias del comportamiento, pensamiento crítico y modelos de toma de decisión pueden ayudarte a mejorar los resultados de tu empresa radicalmente.

Es más, aquí abajo te dejo la introducción a nuestro último programa en un breve PDF

Si te gusta este contenido y consideras que aporta valor, te agradeceré que me des un “me gusta” y compartas con tu red.

Quizás te interesen algunos de mis últimos artículos publicados en Linkedin y en nuestra escuela www.liderazgoetico.com. Si quieres recibir una notificación en tu email cada vez que publique un nuevo artículo o notifique un nuevo evento, te invito a que te suscribas a mi BLOG AQUÍ (No envío newsletters, ni spam.)

Te dejo algunos enlaces a mis artículos más recientes a continuación:

Autor: Jordi Alemany

Soy Jordi Alemany y como breve resumen te diré que soy un polímata, principalmente autodidacta, curioso de todas las ciencias humanistas y del comportamiento, que posee una habilidad innata para contar historias y conectar personas e ideas.

Deja un comentario

Scroll Up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: