El castigo de tener un país maravilloso

El castigo de tener un país maravilloso

España se encuentra, sin duda, ante el mayor reto al que se ha tenido que enfrentar en los últimos 40 años de su historia.

Estamos ante un momento complejo en términos de cambio, que requiere del consenso y unidad de todos los agentes sociales y, puede parecer una obviedad, pero en esta ocasión, al contrario de lo que ocurrió con la crisis del 2008, no tenemos alternativa.

Pero el problema es que tenemos un país maravilloso. No estoy bromeando.

Tenemos un país tan privilegiado en términos geo-políticos, climatológicos y con tanta riqueza cultural y gastronómica, que, en el pecado llevamos la penitencia.

Me explico.

En 2010, como se suele decir en lenguaje coloquial “le vimos las orejitas al lobo”

Ante la difícil situación que vivía España en 2010, se abrió el debate acerca de la necesidad de transformar el tejido productivo nacional. Algo que nos hubiesen permitido reducir el impacto de la actual crisis, además de minimizar otros riesgos en el medio y largo plazo (léase brecha digital, paro juvenil, mejora de la competitividad, reducción de la precariedad)

Para nuestra desgracia, las primaveras árabes, la amenaza del terrorismo yihadista y las tensiones en Grecia entre 2009 y 2012, junto con la privilegiada posición de España, nuestra estabilidad jurídica y nuestra oferta de precios, favorecieron nuestro turismo y con ello, nuestra economía comenzó a mostrar signos de recuperación.

Ante la inestabilidad e inseguridad que vivían nuestros principales competidores en ese sector turístico, millones de turistas de todo el mundo optaron por elegir España como destino vacacional entre 2010 y 2020 y con ello “salimos de Málaga y nos metimos en Malagón”

Me explico más.

Como dice el refranero español, que es sabio en muchos menesteres “pan para hoy y hambre para mañana”

Para aquellos que no conozcan este refrán, pan para hoy y hambre para mañana significa resolver las cosas con parches. Solucionar algo temporalmente, sin atacar su causa raíz, con soluciones que acabarán causando más daño, que beneficio, en el medio y largo plazo.

Nuestros políticos son muy de pan para hoy…

1996, primer gobierno del partido popular, liberaliza sectores estratégicos y dopa la economía con políticas de crédito fácil e incentivos fiscales a la compra de vivienda. Así nos convertimos en el país que más vivienda construía de Europa. Más viviendas al año que Reino Unido, Italia, Francia y Alemania juntos.

“España va bien” decían algunos. El segundo milagro económico español, lo llamaron otros.

10 años más tarde nos explotó la burbuja en la cara y… se acabó aquello de multiplicar los panes y los peces.

2004, vuelven los socialistas al gobierno y, en lugar de corregir los problemas de la construcción de inmediato, siguen viviendo de esa misma vaca.

Difícil no hacerlo cuando por cada vivienda el gobierno ingresaba un 14% en impuestos – entre el constructor y el comprador – y los bancos y cajas, los notarios, etc… amasaban fortunas firmando hipotecas “a gogo”

En 2008 estalla la crisis internacional, en 2010 tenemos que rescatar a la banca, que arrastraba una alta exposición al sector construcción desde el anterior periodo de “dopaje” de la economía.

¿Solución?

Cambiemos construcción por turismo, que, además, como nuestros competidores están mal – léase Túnez, Egipto, Chipre, Marruecos, Grecia, Turquía, etc… lo tenemos fácil.

De Málaga, a Malagón

Y fue así como, salimos de la crisis del ladrillo, para meternos en la crisis del turismo.

Y no porque el turismo o la hostelería sean un problema «per se». Que vengan turistas a España o que tengamos muchos bares es una bendición. La raíz del problema es la sobre-dependencia, la pobre explotación y la escasa diferenciación de nuestro turismo y, en general, de nuestro sector servicios.

Dependencia o exposición excesiva a un solo sector:

España tiene tendencia a poner muchos huevos en la misma cesta y siempre en cestas muy frágiles. Los que nos lideran piensan que ahorrar en la cesta es la solución…

La construcción pesaba, tras 8 años de dopaje continuo por parte del gobierno del PP, un 10.5% del PIB y empleaba a 2.8 millones de trabajadores, cuando en 1996, antes de llegar Aznar al gobierno pesaba un 7% y empleaba a 1.2 millones de trabajadores.

Con la crisis del 2008 se perdieron la mitad de empleos y más del 50% de la contribución de la construcción al PIB, cayendo a menos de un 5%.

La solución fácil (más pan para hoy…) que los absorbiera el turismo, que pasó a reemplazar a la construcción en términos de contribución al PIB y absorbió a la mayoría de desempleados provenientes de la construcción.

Y de aquellos fangos vienen estos lodos….

Estamos como estamos porque el problema de España tiene 3 causas raíz que se retroalimentan en un círculo virtuoso que te describo a continuación:

Ningún mar en calma ha hecho experto al marinero.

El cambio no se produce volcando camiones de billetes

Todos los que hemos liderado cambios importantes de cierta envergadura sabemos que el 70% de los planes de cambio no se materializan.

La razón por las que la mayoría de planes de cambio fallan no es por no invertir en las herramientas necesarias, sino por la resistencia al cambio de aquellos que lo tienen que ejecutar.

El cambio solo se produce cuando existe una motivación suficientemente fuerte, una necesidad vital, un peligro inminente, que pone en riesgo nuestra integridad física.

En nuestro caso, como sociedad, el cambio solo se producirá cuando, entre todos, adquiramos la conciencia real de que, en esta ocasión, ya no quedan “vidas extra”. En esta ocasión, ya no nos salva el turismo. Ya no sirve el “pan para hoy…”

Estamos ante una oportunidad única de llevar nuestro país a un siguiente nivel y aprovechar un entorno favorable para convertirnos en un país excelente. En un referente en aquellos sectores en los que, a poco que nos pongamos, tenemos talento de sobra para liderar.

No seamos catetos y oportunistas. Ahora está de moda el palabro “digitalizar” y de repente, hay que digitalizarlo todo…

Digitalicemos, claro que sí, pero como parte del plan, no cómo objetivo único.

Incrementemos la inversión en I+D+i, pero acompañémosla de cambios en el modelo educativo que inculquen y permitan el fomento de la creatividad.

Mejoremos la hostelería y el turismo, pero no solo comprando mejores equipos informáticos o automatizando procesos a través del software.

Convirtamos nuestra hostelería y turismo en un referente en términos de excelencia, creemos más escuelas y centros de excelencia culinaria y turística, incentivemos la profesionalidad. Apostemos por convertirnos en líderes del turismo y la hostelería “PREMIUM” y no del balconing y el “2 cervezas por favor”

Transformemos a nuestra fuerza laboral, pero no solo con las famosas competencias TIC… seamos serios y honestos… a los camarer@s, limpiador@s, cociner@s, camioner@s o dependient@s que han perdido el empleo como consecuencia de la pandemia, much@s sin la secundaria terminada y con más de 45 años, no les va a servir de mucho estudiar informática a estas alturas.

A los jefes de esos parados, la mayoría autónomos, hechos a sí mismo, sin mucha formación en liderazgo o inteligencia emocional, más que aprender informática podría servirles, y mucho, mejorar sus habilidades blandas, aprender a mejorar eficiencias o a desarrollar y aceptar el pensamiento crítico. Aprender a liderar.

No es solo un tema de dinero

Se soluciona con autoconocimiento, con formación de los que tienen que gestionar el cambio a pie de calle, con mucha comunicación, mucha colaboración y, sobre todo, dejando a un lado intereses partidistas e individuales, para, por una vez, centrarnos en intereses colectivos y en un plan de largo plazo, que lleve nuestro país a la posición que merece.

Tenemos un país maravilloso, no lo echemos a perder.

Si te interesa saber más acerca del mundo de la educación, de los sistemas de pedagogía alternativa o si simplemente compartes mi opinión y quieres ayudar a impulsar cambios en el sistema educativo, por favor, comparte este artículo, dale un “me gusta” y recomiéndalo a tus amigos y conocidos en redes sociales.

Si quieres asistir a alguna de mis charlas sobre liderazgo, comunicación, inteligencia emocional o educación, inscríbete ahora AQUÍ

Un saludo

Jordi Alemany

Fundador

www.liderazgoetico.com | www.entrespuntos.com

Autor: Jordi Alemany

Hola, soy Jordi Alemany. Los que me conocen me definen como un polímata, con una habilidad innata para comunicar, que disfruta conectando personas e ideas. Durante los últimos 20 años he liderado proyectos empresariales ajenos y propios en Valencia, Barcelona, Madrid, Londres, Santiago de Chile y Washington DC, pudiendo trabajar con cientos de profesionales con diferentes culturas y maneras de entender la vida. En paralelo, he dedicado buena parte de mi tiempo libre a estudiar y observar el mundo del liderazgo y la comunicación corporativa, certificando esos conocimientos en algunas de las mejores escuelas de negocios del mundo, como son Stanford (Maestría en liderazgo y organización), la LBS (Management y gestión de la empresa del futuro) o la Macquaire University de Sydney (Comunicación e influencia) Esa experiencia vital, junto a la profesional, el estudio continuado y mi interés por las ciencias humanistas, me ha permitido desarrollar un amplio conocimiento en el campo del liderazgo y la comunicación. Liderazgo Ético es el producto que resume todos estos años de estudio y experiencia. Aquí encontrarás teorías, métodos y casos prácticos, propios y ajenos, que he ido recopilando a lo largo de los últimos 20 años. Espero que disfrutes con estos contenidos y te ayuden a desarrollar tu máximo potencial como líder.

1 comentario en «El castigo de tener un país maravilloso»

Deja un comentario

Scroll Up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: