Cuerpo y mente en plena forma

CUERPO Y MENTE EN PLENA FORMA.

 “Hay que llenar los años de vida, no la vida de años”

(Autor desconocido)

Nuestro contexto empresarial ha cambiado casi sin darnos cuenta y hemos aceptado las reglas de juego de un modelo exigente y competitivo. Las organizaciones piden cada vez más nuevos esfuerzos a sus miembros.

Esta realidad hace incontestable la necesidad de reciclar nuestras habilidades y competencias para poder aportar valor en un marco socio-empresarial diferente.

Muchos de nosotros estamos en las franjas de edad de los 40 y los 50.

Se nos dice que es la mejor época de nuestra vida porque es el lugar en el que se cruzan, la curva de la experiencia, de la inteligencia y del vigor físico.

Sin embargo, somos bastantes los que intuimos una verdad incontestable: Si ya estamos en la cima, ahora viene la bajada.

De forma puntual pero reveladora, vamos viendo algunas señales, en nuestra vida diaria:

En algunos momentos parece que no tenemos tanta vitalidad. Nos cansa mucho más conciliar el trajín de la logística familiar y la vida profesional.

Unos trabajos determinados o algunos tipos de reunión nos agotan. A veces nos sentimos desconcertados ante la forma de trabajar de las nuevas generaciones. Y en algunos casos, la tecnología digital nos desborda, la tormenta perfecta.

Los especialistas están de acuerdo en que llegamos a esta etapa de la vida sin haber pensado demasiado en la realidad de los años que pasan (Lo oímos infinidad de veces, pero no te lo crees hasta que te pasa a ti) y que a pesar de nuestra experiencia y conocimientos podemos entrar en una época de más esfuerzo, pero menos ilusiones y recompensas. Pero al mismo tiempo debemos tener en cuenta que tenemos en nuestras manos la posibilidad de encontrar otras nuevas.

Es precisamente en estos instantes de duda cuando debemos asumir con ecuanimidad que el cuerpo tiende a decaer, pero aún está en nuestras manos favorecerlo y mantenerlo en buenas condiciones, máxime sabiendo que nuestro cerebro puede seguir funcionando con gran rendimiento hasta el final.

¿Qué dice la ciencia?

Diversidad de científicos nos hablan de la inmensa capacidad de regeneración del cerebro. Un cerebro al que podemos cuidar y entrenar convenientemente y al que ayudaremos a encontrar la armonía y el equilibrio interno.

El biólogo especializado en desarrollo molecular John Marina, entre otros, afirma que el cerebro actúa como un músculo y cuánta más actividad realiza más grande y complicado se vuelve.  Puedes “cablear y re-cablear” el cerebro simplemente tocando un instrumento musical o dedicándote a la práctica de algún deporte. Y en lo que respecta al ejercicio, con su aportación de oxígeno, Marina dice:” El movimiento es una delicia para nuestro cerebro”

Leer, estudiar, la respiración consciente, la meditación, una alimentación sana, el buen descanso, existen diversas  herramientas que nos ayudarán a utilizar los elementos de nuestra inteligencia de forma eficaz y productiva.

Cuerpo y mente en plena forma

Porque la realidad es que tenemos aún mucha energía y si sabemos canalizarla, el resultado será gratificante: Mantenernos en plena forma física y mental.

Debemos comprender que la agitación no significa necesariamente acción, que la ansiedad no es lo mismo que motivación y que la prisa no es agilidad. Por tanto, podemos ser muy activos y eficientes trabajando desde la calma, la fluidez y el equilibrio.

Principalmente en estos tiempos en que el mundo de la empresa está sumergido a veces en una loca carrera hacia ninguna parte, y cuyos valores son la inmediatez y la velocidad, la gente de nuestra generación todavía tiene mucho que decir, cuando hablamos de rigor, de concentración, de motivación y constancia.

Y también como quizás no podemos saberlo todo,queremos ser excelentes en lo nuestro. Seremos capaces de trabajar enfocados, y con propósito y sentido. Y con la fuerza y lucidez para actuar siempre de la forma más conveniente para concentrarnos en nuestros objetivos legítimos y los de nuestras empresas.

El futuro que viene

Por otro lado, los expertos vaticinan para la próxima década “El internet del todo” (IOS), la 5ª Revolución Industrial. O sea, la automatización completa del mundo, la revolución de los datos y el conocimiento, y la conexión digital absoluta y permanente.

Y eso supone trabajar y pensar a mayor velocidad, tratar en todo momento infinidad de aspectos diversos y complejos, y tener que gestionar mejor la eficiencia del aprendizaje o del desaprendizaje.

Es decir, guardando y almacenando conocimientos que no vamos a utilizar de forma regular, pero que en un momento futuro volverán a ser necesarios.  Y damos por sentado además que la velocidad que se nos impone no solamente es asumible sino deseable porque nos supone un plus de eficiencia y productividad a los ojos de los demás.

Se necesitará mucha fortaleza emocional para aprender continuamente, y gestionar el estrés, la frustración y el agotamiento intelectual.

¿Podremos?

Parafraseando al famoso jugador del Club de Fútbol Barcelona que ponía en duda la capacidad del equipo para ganar la Copa de Europa

¿Nos alcanzará la inteligencia, que poseemos para sobrevivir a un mundo cada vez más hostil para nuestro bienestar mental y emocional y a un sistema económico y social basado en la anulación de la capacidad de concentración, de reflexión y conciencia, precisamente las características que nos hacen humanos?

Desarrollar nuestra voluntad y nuestra capacidad de conciencia y concentración será también importante porque sabemos que la vida del hombre cada vez es más longeva y la jubilación no se vislumbra todavía en el horizonte, de modo que tenemos todavía bastantes años de trabajo por delante y no vamos a permitirnos sucumbir ante el empuje de los nuevos tiempos.

A nuestro propio modo cada uno de nosotros llega a esta revelación y por ello, en primer lugar, se enfrenta al problema de identificar la persona que realmente somos y luego, con lo que puede serel gran reto de nuestra vida:

Seguir superándonos a todos los niveles.

Cuerpo y mente en plena forma

Salud y energía, más equilibrio, mental y emocional es la fórmula para seguir llevando la iniciativa en nuestra nueva época vital. Poner en forma ahora nuestro cuerpo y nuestra mente es decisivo para nuestro futuro.

Tenemos todavía mucho tiempo por delante y vale la pena esforzarse y trabajar de firme para poder vivirlo como lo hemos hecho siempre, llenos de energía y entusiasmo. Hagámoslo con nuestro cuerpo y mente en plena forma.

Miquel Segura Xartó

Colaborador en

www.liderazgoetico.com | www.entrespuntos.com

Si te interesan nuestros contenidos y quieres ayudarnos a promulgar este tipo de mensajes, por favor, comparte este artículo, dale un “me gusta” y recomiéndalo a tus amigos y conocidos en redes sociales.

Si quieres asistir a alguna de nuestras charlas sobre liderazgo, comunicación, inteligencia emocional o educación, inscríbete ahora AQUÍ

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: